Minicocas saladas con hinojo y naranja

¡Buenas tardes! De nuevo por aquí con unas minicocas dúo, que son saladas y dulces a la vez 🙂 Si os gustan las combinaciones de sabores, entonces he triunfado, y sino pensad que podéis combinarlo a vuestra manera. Son buenas con quesos, mermeladas,… todo es rico si se hace con cariño!

La idea fue un poco extraña. Tenía hinojo, que me encanta fresco, asado, en cremas, de todas las maneras, y pensé en brasearlo. Mientras terminaba de hacerse, corté una naranja en rodajas y la puse en a la parrilla. Lo dejé todo en un tupper y pensé que un momento u otro lo iba a gastar. Una tarde, vi el tupper en la nevera y me iluminé: ¡Haré una coca!, aunque terminé haciendo minicocas para llevármelas al trabajo 🙂

Y después de mi larga explicación (ya sé que hablo demasiado jeje)…vamos a por la receta que es lo os interesa 😉

¡Feliz finde!

Ingredientes para 6 uds aprox: 

  • 1 bulbo de hinojo*
  • 1 naranja pelada
  • 50gr queso fresco batido 0%
  • 2CS de aceite de oliva virgen extra
  • ralladura de piel de 1/2 limón
  • 1cdta de hierbas provenzales
  • 1/2cdta de sal

Para la masa:

  • 125gr de harina integral de espelta
  • 50ml de agua
  • 25ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2cdta de sal
  • 1 sobre de levadura de panadería seca

Preparación:

Si habéis leído la introducción veréis que consta de dos partes: asar hinojo y naranja, y hacer las cocas.

  1. Para asar el hinojo y la naranja, lo cortamos en rodajas y lo braseamos en la parrilla, plancha o sartén. Reservamos
  2. Preparamos la masa mezclando todo los ingredientes. El orden de los ingredientes indicado es importante, así se integraran rápidamente. Dejamos reposar 1h.
  3. Antes de que pase la hora, preparamos la crema para las cocas y mezclamos el queso fresco batido con el aceite, la ralladura de limón, las hierbas provenzales y la sal. Debe quedarte homogéneo. Reserva.
  4. Precalentamos el horno.
  5. Con la masa haremos un rectángulo con la ayuda de un rodillo para pizza, como si hiciéramos una plancha. Medio centímetro de grosor está bien 🙂
  6. Haremos rectángulos más pequeños con un cuchillo. La masa que te vaya sobrando vuelves a pasarla con el rodillo para hacer cocas sin que te sobre nada de masa, aquí no tiramos nada. La medida puedes hacerla a tu conveniencia.
  7. En una placa de horno ponemos papel vegetal y horneamos durante 10 – 15 minutos.

Y ya tenemos las cocas listas para nuestro desayuno o merienda 🙂

Como el hinojo es un poco inusual, os dejo una pequeña explicación sobre él. Espero que os guste! Un abrazo

Alba Barbero

 

*El hinojo:

Bulbos de hinojo. Fotografia de IStockPhoto

Este bulbo en crudo tiene un sabor anisado que hace que nadie se quede indiferente: o lo amas o lo odias. Al asarlo en el horno ese sabor se suaviza y además sale a relucir su dulzor, que combina de maravilla con el queso, el romero y la ralladura de limón. Dicen que consumido en crudo es bueno para hacer la digestión, y a mi me funciona. En Italia es muy típico cortarlo finamente y añadirlo a las ensaladas. A mi su sabor me tiene conquistada, aunque si vais a preparar algo usando este ingrediente mejor enteraos antes de si a los comensales les gusta, porque es muy particular. 

 

 

Compartir en: Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someone