¡Por fin primer post del año! Ya no sé cuántas veces me he ido disculpando por nuestra ausencia durante el 2014, pero siempre hay cosas de por medio. Así que de nuevo, mil disculpas por teneros abandonados.

Empezamos el año con cosas nuevas que iremos viendo, nuevos colaboradores e ideas, pero todo vendrá, sólo debéis estar “al loro” de nuestras publicaciones 😉

Retomamos con el título de la receta. Y os preguntaréis, ¿harina de garbanzos? ¿Suena raro verdad? Pues bien, hacer este pan era todo un reto: no tenía harina convencional ni levadura. Me podría haber ido al supermercado pero pensé “¡Lo probaré!”.

Es uno de mis favoritos por su sabor, ya que sorprende gratamente. Además preparé un montón de harina para la receta que hice en el programa de cocina de TV3, y tenía que ir gastándola. La harina es sencilla de hacer si se tiene un Thermomix, pulverizar con auriculares o tapándose las orejas (¡menudo ruído!), de todos modos no os desesperéis porque en tiendas especializadas y a granel también las venden. El tema de la levadura era más complejo, pero me arriesgué con bicarbonato y acidulante. El resultado…sólo hace falta ver la foto

Así que sí se puede, un pan bien rico con harina integral de kamut, harina de garbanzos, sin levadura y SIN FERMENTAR. ¡Vamos a por la receta!

INGREDIENTES:

  • 250gr de agua
  • 20gr de aceite de oliva
  • 2 sobres de bicarbonato
  • 2 sobres de acidulante
  • 500gr de harina (250gr de harina integral de kamut + 250gr de harina de garbanzos)
  • 1-2 cucharaditas de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

Para hornear necesitaremos una bolsa de asar (venta en supermercados), un poco de aceite y una rejilla para que se airee en cuanto lo retiremos del horno.

PREPARACIÓN CON Y SIN THERMOMIX:

  1. Precalentamos el agua a muy baja temperatura junto con el aceite. En el Thermomix programa 1 minuto a 37 grados y velocidad 2.
  2. Incorporamos las harinas, los sobres de bicarbonato y acidulante, y la sal. Mezclamos. Programa 15 segundos velocidad 6 para el Thermomix.
  3. Para amasar enharínate las manos. Programa 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga, y saca la masa del vaso. Si es preciso dale dos golpes de turbo para que los restos de masa queden en las paredes y sea más fácil retirarlo.
  4. Dale forma de hogaza (bola) o como prefieras.

    Pan en forma de hogaza. Foto de gastronosfera.com

  5. Hacemos unos cortes en la superficie con la ayuda de un cuchillo y luego espolvorea con harina.
  6. Échale un poco de aceite dentro la bolsa de asar y espárcelo.
  7. Introduce el pan dentro de la bolsa y ciérrala con el plástico que incorpora el paquete de las bolsas de asar, y mételo en el horno en frio.
  8. Hornearemos a 200 grados hasta que esté más o menos doradito. Más o menos se tarda unos 40 minutos.
  9. Retiramos del horno, sacamos de la bolsa y lo dejamos sobre la rejilla para que se temple.

    Pasos para hornear pan en bolsa de asar. Foto de webosfritos.com

Y ya tenemos un pan rápido sin necesidad que fermente. Estos panes dan mucho juego y se les puede meter de todo, ya sea dulce como el chocolate, frutos rojos, o pan salado con frutos secos, semillas, pasas… Me sorprendí enormemente cuando vi que me subía y más cuando lo probé, así que animaros y manos en la masa 😉

¡AH! Y FELIZ 2015 🙂

Xavi y Alba

Compartir en: Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someone